sábado, 27 de septiembre de 2008

Cinisca

Los juegos olímpicos, celebrados en honor de Zeus en Olimpia, era una mezcla de espéctaculo deportivo, religioso y gastronómico. Y digo también gastronómico ya que eran famosos los banquetes que se celebraban despues de los juegos.
Olimpia era la combinación de un estadio y una catedral, donde se llevaban a cabo competencias deportivas, rezos, cánticos, sacrificios de animales... todo en honor del gran Zeus.
Este conjunto de ceremonias se celebraban cada cuatro años, durante más de mil. Desde el 776 a.C hasta el 395 d.C.
Las fiestas, celebraciones y ceremonias, atraian a miles de ciudadanos de todo el mundo. Se desplazaban desde las lejanas colonias de España e incluso desde las más retiradas de África.
Una de las pruebas que más espectación tenía eran las carreras de caballos. Al principio estas carreras tuvieron un caracter funerario y en Grecia también religioso. Eran competiciones que se celebraban con ocasión de las honras fúnebres de personajes importantes o en las grandes fiestas de los santuarios panhelénicos.
Pausinas, geografo e historiador griego del siglo II hace referencia a las primeras carreras de caballos en las olimpiadas, que dice fueron en la Olimpiada XXV, es decir en el año 680 a.C.
El primer vencedor de las carreras conocido se llama Corebo de Elis, que recibió como premio una corona de acebuche.
Pero no quería hablar del primer vencedor, si no de la primera mujer que venció en dichas carreras, que fue una princesa espartana, de nombre Cinisca, hija del rey Arquidamo II y hermana del rey Agesilao II, (el mismo del que comentaba en la otra entrada que fue cubierto de miel su cadaver para su traslado a Esparta).
Bueno, pues siguiendo con Cinisca, mientras la mayoría de las mujeres del mundo griego vivian aisladas y tenían prohibido practicar algún tipo de deporte, montar a caballo o cazar, las espartanas eran educadas desde su infancia en sobresalir en estas cosas y desdeñar las tareas del hogar.
Pues el caso es que aunque los Juegos eran principalmente para varones, se permitia la participación de las mujeres en los acontecimientos ecuestres, no de forma activa, si no mediante la posesión de caballos y Cinisca fue la primera mujer que gano en las carreras de carros de cuatro caballos, quadrigas, y lo hizo en dos ocasiones, en el año 396 a.C y en el 392 a.C.
En el santuario de Olimpia, se encuentra una inscripción de Cinisca que dice:
Reyes de Esparta son mis padres y hermanos
Cinisca, vencedora con un carro de veloces corceles
erijo esta estatua. Y me declaro como la única mujer
de toda Grecia que ha ganado esta corona.

1 comentario:

Casan's dijo...

Vaya con Cinisca, desdeñando las tareas del hogar...
Con lo bien que se está en casa.
besos