sábado, 2 de febrero de 2008

El comienzo




Hola: Como sabéis el 15 de enero salimos de España camino de Orvieto, Italia. Durante el recorrido y siempre que pudimos, mandamos correos intentando varias cosas:

  • Seguir en contacto con todos vosotros -familia y amigos-, para de ese modo seguir formando parte de vuestras vidas y al mismo tiempo sentiros a vosotros presentes en nuestro viaje.
  • Así cuando veíamos algo de la época romana, pensábamos enseguida en José Manuel, los elefantes nos recordaban a Alicia, la música a Chola, las tiendas de moda y decoración a Fini o Mery, la fotografía a Cristina, las lagartijas a Flor, la pintura a Marta, Amalia o Mery...
  • Mandábamos los correos esperando que nos contestarais y la verdad es que la mayoría lo ha hecho, aunque no contáis mucho. Pero vamos no nos quejamos.
El caso es que una de esas noches en las que Pachi se despierta a esas horas extrañas, piensa que sería más interesante en lugar de mandar los correos, hacer entradas en un blog, mandaros la dirección esperando que vosotros anotéis en él vuestros comentarios, que estarán así al alcance de todos.

Así que durante unos días mandaré correos con la dirección del blog para que os acostumbréis a entrar y después espero que lo hagáis de motu propio y ésto se convierta en un foro donde se pueda estar en contacto con los amigos.

Para que tenga un poco más de sentido, a partir de mañana empezaré a pegar los correos de los pasados días.

Un abrazo.

1 comentario:

Casan's dijo...

Hola, de horas extrañas nada.
Son las mejores para leer, pensar, y volverte a dormir.
Algunos no caemos como piedras..