domingo, 6 de abril de 2008

Desiderata, dominio publico y barcos de vela

Esta entrada será más larga de lo normal. El que avisa no es traidor

El día ha sido agradable para mí. De alguna manera hemos descansado un poco del maravilloso arte italiano que en grandes dosis puede producir una pérdida de la capacidad de admiración y asombro.

Hoy hemos recorrido por carreteras comarcales y en plena primavera, pequeñas porciones de tres comunidades o regiones, como lo llamen aquí: Umbría, Lazio y Toscana. Pero eso ya lo contará Carmen pues es su crónica.

Durante el recorrido hemos puesto un DVD de música que yo había bajado de Internet, a voleo, y casualmente entre el grupo de canciones estaba el Desiderata.

Fue un poema que se hizo muy popular por el año 1968 por una grabación que hizo Leonard Limoy - el famoso Mr. Spock de la serie Star Trek - con acompañamiento musical de la que se hicieron después varias versiones con mucho éxito en varios idiomas y que dio lugar a alguna que otra leyenda urbana sobre su origen.

La leyenda decía que era un texto grabado sobre la lápida de una antigua tumba de una Iglesia de Baltimore, The old church of St. Paul, con los consejos de un padre a su hijo.

Luego parece que la realidad es que se trata de un poema de Max Ehrmann, escritor y abogado - ¡¡Abogado, cielos!! - norteamericano de origen alemán.

Para más datos os remito a este enlace: Desiderata.

Y como en su momento, a los 20 años, me gustó mucho os lo transcribo, aunque supongo que much@s lo conoceréis:

Camina tranquilo entre el ruido y la prisa

y piensa en la paz que se puede encontrar en el silencio.

En cuanto sea posible y sin rendirte,

mantén buenas relaciones con todas las personas.

Cuenta tu verdad de una manera serena y clara

y escucha a los demás.

Incluso al torpe y al ignorante,

también ellos tienen su propia historia.

Esquiva a las personas ruidosas y agresivas,

ya que son un fastidio para el espíritu.

Si te comparas con los demás, te volverás vano y amargado,

pues siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú.

Disfruta de tus éxitos lo mismo que de tus proyectos.

Mantén el interés en tu propia carrera

por humilde que sea, ella es un verdadero tesoro

en el fortuito cambiar de los tiempos.

Sé cauto en tus negocios pues el mundo está lleno de engaños,

mas no dejes que esto te vuelva ciego para la virtud que existe.

Hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales.

La vida esta llena de heroísmo.

Sé sincero contigo mismo, en especial no finjas el afecto.

Y no seas cínico en el amor,

pues a pesar de la aridez y el desengaño,

es perenne como la hierba.

Acata dócilmente el consejo de los años

Y abandona con sencillez las cosas de la juventud.

Cultiva la firmeza del espíritu,

para que te proteja en las repentinas adversidades .

Muchos miedos nacen de la fatiga y la soledad.

Dentro de una sana disciplina, se benigno contigo mismo.

Tú eres una criatura del universo.

No menos que las plantas y las estrellas,

tienes derecho a existir.

Y lo tengas claro o no,

No dudes que el universo marcha como debe.

Por eso debes estar en paz con Dios

cualquiera que sea tu idea de El.

Y cualquiera que sea tu trabajo y aspiraciones,

en la bulliciosa confusión de la vida, mantén la paz contigo mismo.

Aún con toda su farsa, penalidades y sueños rotos,

el mundo es todavía hermoso.

Sé cuidadoso. Trata de ser feliz.

***********************************

Dominio Público.

A menudo se ha comentado en España las barbaridades que se han hecho a lo largo de las costas españolas construyendo Hoteles y edificios tan cerca de las playas en el dominio público marítimo terrestre. Bueno, pues ¡¡Santos son al lado de estos!! Aquí el concepto de dominio público en las costas, en los bordes de los ríos y lagos y en las carreteras parece que no existe. De verdad que ignoro si existe el concepto en el Derecho Italiano pero en la práctica os aseguro que no.

El lago de Bolsena es precioso, si logras verlo desde algún monte, pues de cerca es imposible. Todo el borde es privado y esta construido.

En la península que hemos recorrido hoy, Monte Argentario, una maravilla por cierto, con dificultad puedes ver el mar si no tienes un chalet o te hospedas en algún hotel de la zona. Imagino que si te llamas Agnelli, Berlusconi o algo similar, tienes más facilidad para verlo y además poseerlo.

Creo que me estoy volviendo un maldito rojo comunista.

*************************************

Barcos de vela

Por Dios ¡Que maravilla!

El 14 de abril de 1988, después de casi 20 años en la mar, dejé la navegación. Desde entonces hasta hoy mucha gente me había preguntado si echaba de menos la mar, así en femenino. Y siempre he dicho que no, y era cierto. Fue una etapa de mi vida, con momentos mejores y peores, como todas las vidas, de la que no me arrepiento pero que tampoco echo de menos. Simplemente pasó.

La foto no le hace justicia, pero es de verdad uno de los barcos mas bonitos que he visto. La línea, el color…el equipamiento que se le ve y el que yo me imagino que debe de tener… -y excluyo a la señora que tomaba el sol en la cubierta-.

Hoy hubiera vuelto a navegar.

Aunque para usar este trasto tendría que ser Pocero o Político - promotor inmobiliario o algún sinvergüenza similar. Y uno no está ya para eso...

-Si alguien se siente aludido, espero que me demande...-

De verdad, me estoy volviendo un maldito rojo comunista.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

magnifico!

Anónimo dijo...

El "desiderata" lo voy a imprimir. Me va a servir, entre otras cosas, para no sufrir con la certeza de que nunca tendré un barco como ese.
El dominio público supongo que tiene raíces más germánicas que latinas, aunque no creo que los romanos, grandes constructores de obras públicas, desconociesen esta institución.
Todos cuecen habas. Tanto quejarnos de Melilla.
José Miguel.

Casan's dijo...

¿Te das cuenta Jose Miguel? ya somos dos que no tendremos ese barco...
un abrazo Pachi